Atrás va quedando la imagen de los departamentos de I+D como laboratorios cerrados y autosuficientes. Hoy, cuando uno piensa en innovación y creatividad, le viene a la mente un equipo multidisciplinar de diseño y empresa, o una startup recién nacida y dando sus primeros y balbuceantes pasos. La innovación ya no es exclusiva de un único departamento, sino que las empresas necesitan innovadores y creativos en todas y cada una de las áreas funcionales, desde la planta de producción al equipo de ventas, pasando por los empleados de TI o de recursos humanos. Y todos, no importa el lugar ni la función que desempeñes, todos necesitamos fuentes de inspiración donde encontrar insights para innovar.

insights para innovar

Insights para innovar

No existe una cultura del fracaso en España. Aquí está mal visto meter la pata. Y es un problema grave para los que nos dedicamos a innovar y para todo el país. En otras culturas, como la norteamericana, fracasar es sinónimo de aprendizaje. Y, además, fracasar rápido y compartirlo es mejor que hacerlo de manera silenciosa. Todos se benefician. Y en innovación, fracasar ¿es bueno? ¿contraproducente? ¿cómo afrontarlo? El fracaso forma parte del proceso de innovar. Un tema que da para algo más que un post, pero queríamos hablar de ello en nuestro blog. Cultura del fracaso e innovación: un obstáculo vencible. He ahí nuestro lema.

cultura del fracaso e innovación

Cultura del fracaso e innovación

La creatividad ha sido marginada durante largo tiempo tanto por la sociedad en general como por el entorno empresarial e incluso por la investigación científica. El mito del genio creativo con rasgos psicopatológicos o temperamento salvaje existió hasta el siglo XX. Pero hoy ya sabemos que la creatividad no está limitada a un pequeño grupo de personas con ese don o a individuos mentalmente inestables, ni tampoco a los profesionales de la denominada industria creativa (diseño, arquitectura, teatro, cine, videojuegos, software). En la actualidad la importancia de la creatividad ha sido redescubierta y el concepto redefinido y revalorizado. Y se lo debemos, en parte, al estudio y la divulgación llevada a cabo por muchos investigadores, de los que hemos seleccionado cuatro para este post, que representan a cuatro escuelas de pensamiento sobre la creatividad que, lejos de ser opuestas, son complementarias. Son las siguientes:

escuelas de pensamiento creativo

Escuelas de pensamiento creativo

El fenómeno big data hace honor a su nombre y es cada vez más grande. Casi todos vamos dejando atrás una huella digital que queda cuando participamos en alguna interacción online, damos “me gusta” en el contenido de una marca, compramos algo con nuestra tarjeta de crédito. Tú, querido lector, puedes haber generado datos al hacer clic en un enlace para leer este post. La información que aporta el análisis del big data es todo un filón para las empresas, que pueden conocer y rastrear con precisión los comportamientos del cliente. Pero ¿son compatibles big data y empatía en innovación?

big data y empatía en innovación

leer más…

La diversidad en el equipo de innovación es fundamental. Cuanta más, mejor. En edad, sexo, raza, formación, cultura, religión. Pero no es fácil gestionarla. Puede producirse lo que Tom y David Kelley, hermanos y fundadores de IDEO, denominan “abrasión creativa”, que podríamos entender como un proceso de profundo desgaste o de destrucción a consecuencia de la fricción constante que provoca la diversidad. En su libro “Creative confidence. Unleashing the creative potential within us all”  los Kelley ofrecen una serie de recomendaciones o principios para hacer esa travesía conjunta del equipo de innovación más fácil.

equipo de innovación leer más…